EN DIRECTO Menú lateral
ADÓPTAME

Noticias de sociedad

El Museo Paleontológico acoge a 'Paludidraco', un reptil marino localizado en las excavaciones de El Atance

1
ago '18
El equipo del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED han presentado hoy en Cuenca el resultado de las investigaciones que han venido desarrollando tras el hallazgo de restos de este simosáurido en dos campañas de excavaciones que se llevaron a cabo en 2008 y 2015 en las inmediaciones del pantano de El Atance.
20180801 VTR PALUDIDRACO.00_00_27_03.Imagen fija001

El Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha ofrece desde hoy un nuevo atractivo, Paludidraco Multidentatus, un simosáurido, reptil marino que habitó durante del Triásico Superior hace unos 230 millones de años y cuyos restos fueron localizados en dos campañas de excavaciones llevadas a cabo en 2008 y 2015 por los miembros del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED en el pantano de El Atance, en Guadalajara.
La directora provincial de la Consejería de Educación, María Ángeles Martínez, que participó hoy en la presentación de este nuevo depredador marino junto al director del proyecto del equipo de investigación y la excavación, Francisco Ortega, y los miembros Carlos de Miguel y Adam Pérez García, y el director del Museo, Santiago Langreo, mostró la satisfacción del Gobierno regional por contar en este Museo, convertido ya en referente, con un nuevo hallazgo de gran relevancia internacional y fruto de las constantes líneas de investigación que se llevan a cabo en Castilla-La Mancha.
Así, ha felicitado a los investigadores que tras localizar hace unos años los restos de este reptil han realizado los estudios pertinentes que han dado como resultado poder conocer ahora en detalle las características de ‘Paludidraco’ y ha recordado que estas investigaciones han contado con financiación del Gobierno regional a través de las ayudas para la investigación del patrimonio arqueológico y paleontológico.
Igualmente, ha resaltado que este reptil será un atractivo más del Museo de Paleontología de Castilla-La Mancha que de manera constante está viendo incrementadas notablemente las visitas con una gestión eficiente que ha agradecido a su director, Santiago Langreo, y al personal que trabaja en sus instalaciones.
Por su parte, los integrantes del equipo de investigación han dado detalles de este nuevo organismo, descrito a partir de restos bien preservados de varios individuos y cuyo nombre, ‘Paludidraco Multidentatus’, significa “dragón del pantano con muchos dientes”, pues destaca el altísimo número de piezas dentales presentes en el cráneo y mandíbula de este animal.
Así han explicado que ‘Paludidraco’, es un reptil que pertenece al grupo de los simosáuridos, hasta ahora representado por depredadores marinos de tres o cuatro metros de longitud que se alimentaban de peces y crustáceos, y cuyos restos se han encontrado en niveles triásicos de distintos países, y que aunque presentaría un tamaño similar, tiene algunas características muy peculiares: una mandíbula muy delgada y frágil, con un gran número de dientes curvos de pequeño tamaño y una estructura del tórax formada por vertebras y costillas extremadamente robustas.
Tanto la fragilidad de las mandíbulas de este animal, como su estructura corporal robusta, que le otorgaba una maniobrabilidad limitada, indican que ‘Paludidraco’ no era un depredador activo como sus parientes más cercanos.
En el yacimiento del pantano de El Atence, en el término municipal de Sigüenza, se han encontrado algunos de los restos de reptiles marinos mejor preservados del Triásico de la Península Ibérica, correspondientes a ejemplares articulados y relativamente completos; así el mismo equipo de investigación ha publicado recientemente el hallazgo de un nuevo placodonto, al que se ha denominado ‘Parahenodus atancesis’, a partir de un cráneo también procedente de esta zona.
La existencia de reptiles marinos desconocidos, en buen estado de conservación y representados en ocasiones por individuos articulados, contribuyen a situar a El Atance como uno de los yacimientos de vertebrados del Triásico más relevantes de la Península y en el que se reconoce un enorme potencial para el estudio de la historia evolutiva de estos peculiares grupos de reptiles marinos que vivieron hace más de 200 millones de años, han señalado.
Durante el Triásico Superior, hace unos 230 millones de años, lo que hoy es la provincia de Guadalajara se encontraba cubierta por las aguas cálidas y poco profundas del antiguo Mar de Tethys, habitadas por multitud de animales entre los que se encuentra un grupo particular de reptiles denominados ‘sauropterigios’.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK Más info