EL CALLEJERO

Calle Doctor Layna Serrano

6
jun '18
En “El Callejero” mostramos algunas de las calles de Guadalajara y explicamos el porqué de su nombre. Hoy veremos la calle Doctor Layna Serrano, ¿sabes por qué se llama así?. Nosotros te lo explicamos.
20180516 VTR CALLE LAYNA SERRANO.00_04_52_16.Imagen fija002

La extensa y amplia calle del Doctor Layna Serrano transita por gran parte de Guadalajara. Desde la calle Salvador Dalí, recorre paralela entre la autovía y la avenida de Castilla y de manera sinuosa y diversa llega hasta la calle Toledo. Urbanizada sobre los 70, es una de las calles más grandes de nuestra ciudad, como grande fue la importancia que tuvo para Guadalajara la persona que le da nombre.

¿Sabes quién fue el doctor Layna Serrano?

Francisco Layna Serrano nació en Luzón, en la provincia de Guadalajara, en 1893. Vivió sus primeros años en Ruguilla, hasta que vino al instituto de Guadalajara a estudiar bachillerato. De padre médico, estudió Medicina en Madrid, especializándose en otorrinolaringología. Trabajó como médico e investigó y publicó sus estudios. Pero lo que realmente llamó su atención fue la Historia, gracias a su tío, el gran historiador Manuel Serrano Sanz, por lo que él también acabó dedicándose a esto.

Casi con cuarenta años empezó a publicar los primeros estudios históricos sobre la provincia de Guadalajara. En 1934 fue nombrado Cronista oficial de la provincia, intentando por todos los medios conservar su patrimonio artístico, tratando de recuperar la memoria histórica de su tierra. Un claro ejemplo es la campaña que realizó por la restauración del palacio del Infantado tras los bombardeos de la Guerra Civil. También fue presidente de la Comisión Provincial de Monumentos, cronista de la ciudad de Guadalajara, miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Hispanic Society of America y recibió varias distinciones importantes como el premio Fastenrath de la Real Academia de la Lengua y la Medalla de Oro de nuestra provincia tras su muerte.

Destacó en la publicación de gran cantidad de artículos, libros y fotos de nuestra provincia, dejando un legado material muy importante. Escribió sobre multitud de temas: los castillos, los conventos y la arquitectura románica en nuestra provincia; la historia de Atienza y Cifuentes, el palacio del Infantado... Pero sin duda su obra más importante fue la Historia de Guadalajara y sus Mendozas en los siglos XV y XVI, repartida en cuatro tomos que recogen la Historia de Guadalajara y esta familia, desde los orígenes hasta los tiempos de Layna.

La importancia de Layna Serrano en nuestra provincia fue capital por toda su aportación histórica. Por ello y por el gran cariño que se le tenía, tras su muerte en Madrid en 1971, se erigió en su honor un busto en la Plaza de la Diputación. Por su distinguida labor también recibiría el nombre de calles en Hita, Atienza, Luzón y Guadalajara.

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK Más info